miércoles, 16 de febrero de 2011

ñam ñam, rico rico




Nunca se sabe cuando puede llegar la inspiración, incluso tomando un café en cualquier bar.

Tener un lápiz en la mano y un papel ¡es un peligro para la creatividad!


2 comentarios:

  1. ...Y nada como ese magnetismo de las servilletas de papel cuando tienes un palito de pintar en la mano.

    ResponderEliminar